Sobre mi

Mi nombre es Sahia Valencia, nací en Mérida Yucatán, Mexico. Tengo 31 años. Soy mamá de un niño de 14 años llamado Mau y un Gato precioso llamado Diego.
Tengo una Casita de Gnomo, soy Fotógrafa de tiempo completo y pseudo decoradora de escondites y momentos.

Y probablemente soy el resultado de algunas circunstancias de la vida como….

– Haber llegado a esta vida… a este mundo siendo la hija sándwich de dos seres realmente maravillosos, que amo, admiro , agradezco y presumo aunque no sea mi costumbre decirles esto para que lo sepan. Mamá y Papá.

– Haber estudiado en un Colegio Católico de niñas, con mi papá atormentado con las colegiaturas cada mes, pero metiendo a mi costal de vida todas las cosas buenas que pudieron enseñarme.
Al día de hoy no puedo decir que soy una persona con religión Católica, sin embargo reconozco que mi educación en un Colegio religioso, me dejó grandes aprendizajes y me despertó el discernimiento y la conciencia.. más en lo espiritual, en la vida diaria, que en lo meramente teórico.

– Haber experimentado cosas, adelantándome a otras (como ser mamá por adelantado), entendiendo antes de tiempo con golpe y porrazo para al fin caer de dos patas al planeta tierra. Ahora disfruto de la compania de un “pequeño” de 14 años, que es mi amigo, con el que comparto tiempo, gustos, aventuras y muchas pero muchas risas!

– Sentir mi “simple” humanidad en combinación con algo mas… (En el año 2013 he comenzado a tener preguntas y respuestas sobre este tema)

– Haber decidido estudiar Ingeniaría Bioquímica por aquello del gusto de los componentes en las sustancias y por llevar la palabra “bio” engañosamente (una palabra que me atrae mucho) para después darme cuenta que ni la termodinámica ni el balance de materia y energía me llevarían a donde mis pies y mis ojos necesitaban estar. Aparentemente fue un camino equivocado pero al final, fue parte de elegir otros caminos, totalmente distintos como donde me encuentro ahora.

– Haber hecho miles de millones de fotografías con una de mis mejores armas, mis ojos.

– Haber sido provista de un catalogo infinito de sueños. Soñar todas las noches, de dos a cinco sueños por noche, llenos de color y realismo que recuerdo perfectamente al despertar y a veces sueños que no son sueños que mi lenguaje y configuración humana no me permite explicar. He soñado con cebras que van de copiloto en mi coche rojo, hasta finales del mundo, he soñado con seres con alas mezclados en la ciudad, ayudando a las personas a salvar el planeta, un planeta que se veía árido, acabado, maltratado pero con esa pizca de esperanza y posibilidades que puede salvarlo.. He viajado mucho (en sueños) huyendo de las favelas en Sao Paulo, he conocido a Alejandro Filio en una casa de árbol con un tobogán para llegar al mar… he estado fuera de este planeta (muchas veces), he volado (muchas veces), he estado en submarinos, he tenido un hermoso color negro en la piel, he vivido anécdotas con Saramago, con Osama, con César, con Sabas, he sido cirquera, espía, embarazada, encarcelada, perseguida, señalada… He comprendido el “lenguaje” de algunos animales, he buceado en impresionantes profundidades… en fin!!! En mis sueños he vivido mundos, vidas, he sentido el valor profundo y el Amor por esta tierra… he soñado y “soñado” cosas que llegan a decirme algunos secretos de esta vida.

– Haber viajado a través del olor de los libros en un proyecto personal llamado “un libro al mes”.

– Haber sido la heredera de las cámaras réflex e instantáneas de mi abuelito.

– Haber recontrapagado mi primera cámara de bolsillo en una venta nocturna y haberla pagado durante un año entero pero que me dio muchas satisfacciones y valió cada céntimo. Después de otro año de ahorros logré comprar mi primera cámara réflex digital, una Canon XS. Luego en otra venta noctuna obtuve la primera laptop y que nuevamente tomo un año y un poco mas para que sea completamente mía.
Cada adquisición ha sido lenta, de mucho ahorro, de mucha paciencia y de un trabajo diario por mantener el enfoque y no perder de vista mi camino, de hacer tregua con la duda y el miedo para que no me nublen la fe.
A veces siento que los pasos han sido de hormiga enana, pero con un sentimiento de satisfacción de elefante gigante.

– Haber saqueado mi closet hasta dejarlo realmente raquítico, armar ventas de garage en casa de: ropa, zapatos, libros, maletas, juguetes y muchas cosas mas… etiquetar, separar, hacer carteles, abrir “el changarro” de 7 de la mañana hasta la 1 de la mañana “por si alguien pasaba”, vendiendo a veces en un día solo $10 pesos, con la agradable temperatura en Yucatán de casi 40º pero al final con la recaudación pude invertir en mi primer taller de edición fotográfica.

– Haber vivido 45 días de angustia, llanto, coraje, ira, tristeza, e incredulidad cuando después de trabajar un año para obtener mi primer lente 85mm, deposité íntegro mi aguinaldo en manos de una persona que en 5 días estafó a mas de 20 personas en Mercado Libre. Aprendí una gran lección y de paso, con ciertas maniobras ( muajaja ) logré conseguir el dinero de vuelta.

– Haber metido la misma llave a la misma oficina de 3×3 durante aproximadamente 1380 días, mirando constantemente hacia la ventana en esas 8 horas, estando en este trabajo sólo para poder seguir pagando mis cámaras y equipo fotográfico de muchos meses “sin” intereses, deseando y haciendo cosas para que llegue el momento de mi libertad.

– Haberme convertido en recicladora! Me propuse no comprar ropa ni zapatos, ni nada de nada durante dos años así que recibía la ropa que mis amigas ya no usaban y pues me convertí en diseñadora del reciclaje jajaja :)
También aprendí a cortarme el cabello por mi cuenta que hasta la fecha lo sigo haciendo y me encanta mas que nunca! En resumen… aprendí a vivir básicamente, a no gastar dinero en cosas que me distraían de mi camino. Me acostumbré a reciclar y optar por la comodidad :) Gracias a eso pude quedar libre de deudas y pude renunciar a mi empleo “estable” y lanzarme de lleno a la fotografía, con la confianza de que todo iba a estar bien… y pues, aquí seguimos dándole!

– Haber conocido el trabajo en una oficina de Gobierno y darme cuenta de lo triste que sería para mi permanecer encerrada en un ambiente con poca pasión, sueños y metas.

– Haber entendido que necesito estar envuelta en ambientes con armonía, que no podría trabajar en una cárcel u hospital donde mi cuerpo y mente se rodee de una vibra densa y quizás negativa. Tener claro que me resulta vital estar en paz, encontrar armonía y creo que en lo que hago puedo de alguna forma aportar gotas de armonía a una pareja, una familia, un niño…

– Haber estado años, meses, horas y horas en Internet buscando, aprendiendo, preguntando, admirando, comparando estilos, técnicas, edición, programas, gestión de color, impresión, formatos, equipos, creatividad, web, diseño, códigos, hosting, talleres, workshops, maestros, presupuesto, cuentas, ahorros, etc etc etc etc etc etc etc etc etc etc etc…. A falta de tener un amigo, pariente o conocido de carne y hueso a quien preguntar.

– Haber platicado horas y horas con mi abuelito sobre los grandes fotógrafos que admiro, lo que hacen lo que buscan, lo de antes, lo de ahora. Por siempre GRACIAS Abu, por esforzarte y no dormirte en mi palabrerío y por haberme escuchado más allá de las palabras.

– Haber entendido desde un inicio que la magia de la Fotografía radica en el sentir, en el creer y en el ser. Los tecnicismos son sólo una parte pequeña de ese mundo de momentos e imágenes.

– De haber sacado de la experiencia el entendimiento de que el camino en pareja se trata de soltar, de dejar florecer para ver que es lo que en realidad florece de manera natural y amar ese florecimiento. Que la vida en pareja es una bonita complicidad, pero que la vida con uno mismo tiene su parte mágica llena de sorpresas, una peculiar intensidad que se disfruta, es alegre, clara, libre y también, hermosa.

– De recibir todas esas palabras y mensajes que a veces clientes y no clientes me escriben, llenos de ánimos y palabras divinas que me dan mucha potencia para …seguir….

– De seguir intentando encapsular el tiempo a través de la fotografía, a través de la forma en que yo veo la vida.. De seguir aprendiendo para hacerlo cada vez mejor y poder mostrarles en una experiencia de imágenes lo que son y los tesoros que tienen bajo su techo. De poder seguir causando que el corazón se emocione y sonría aún con el paso del tiempo. De hacer de esas fotografías, un regalo de instantes de vida.

CANTERA-27

Anuncios

8 pensamientos en “Sobre mi

  1. Oscar Todd 01/09/2012 en 4:17 PM

    wow

  2. Carlos C. 07/09/2012 en 2:01 AM

    Muchas Felicidades!! Sahia me gusta lo que haces mucho exito =)

  3. Melissa Vallin 22/10/2012 en 6:18 PM

    Felicidades!! Lo leí todito, me encanta tenerte de socia, me encanta tu persona, soñadora, con decisión, humana, fresca, woow éxito en todo…

    • Sahia Valencia 22/10/2012 en 9:52 PM

      Te mando un abrazo Meli. Muchas graciaaas!! Y es recíproco :D

  4. Charlye marrufo 24/11/2012 en 11:17 AM

    Simplemente natural, lo mas bello de ti… tus ojos, humanamente admirable, éxito!

  5. Diosich 04/03/2013 en 9:28 PM

    Impresionante.

    Llegué aquí buscando la palabra pensamientos en google y me encuentro con un “sobre mí” que se lee fantastico. Me dieron envidia las cebras en el auto rojo—me refiero a tus sueños y dicho con toda la seriedad del mundo.

    Estoy seguro que las imagenes que capturas son igual de fantasticas.

    Con todo respeto, mis mejores deseos de éxito en tu empresa.

Los comentarios están cerrados.